Ir al contenido principal

Dile NO a "Don King"

La gente que me conoce sabe que soy extremadamente cuidadosa con la limpieza, especialmente con la higiene personal. Si no hay agua y no me puedo bañar tomo cualquiera de estas dos opciones: 1. Me robo la jarra de la nevera o 2. No salgo de mi casa así. Si no me echo perfume es como si estuviera incompleta. Y ni hablar si olvido mi antibacterial en casa, Hulk se queda corto. Por esto, detesto a la gente desaseada o malbañada.

Yo no le pido a hombres y mujeres que usen una Hugo Boss o una 212 Sexy de Carolina Herrera. Yo no les pido que colapsen y entren en crisis cuando una mancha cae en su camisa. Tampoco pretendo que se laven las manos después de comerse un caramelo. Pero fíjense, bañarse, lavarse el cabello y eliminar el vello de las axilas (aplica más para chicas) debería, DEBERÍA, estar en sus actividades cotidianas.

Expreso mi opinión -indignación- al respecto porque hoy viví un episodio realmente desagradable. Es bien sabido a lo que uno se expone cuando se monta en camionetica por puesto. Uno va mentalizado, sabiendo que se puede encontrar con cualquier tipo de especímen. Hombres, mujeres, niños, niños, bebés, periquitos en jaula y hasta gallinas he visto. Sin embargo, no esperaba lo de hoy.

Me encontraba muy tranquila, sentada en la camioneta, escuchando Beirut cuando se sienta a mi lado una señora e inmediatamente me aplasta contra la ventana. Volteo, la miro con un tanto de odio y sigo mirando por la ventana. Me sigue aplastando. De repente siento que está moviéndose demasiado. Volteo de nuevo, veo que tiene un brazo levantado y... (silencio)... Ok, señora -no la tuteo, por respeto... creo- no tengo problema con su sobrepeso, no me importa que me apachurre, incluso no me molesta (tanto) que me pegue su melena rizada con olor a champú. Realmente, mi problema es... con el frondoso vello que sale de su AXILA. I mean, a mí no me importa si a usted le parece maravilloso tener a Don King debajo de su brazo, pero C'MON, tenga sentido común y NO lo levante mientras tiene a una persona a tu lado.

Juro que cuando le vi la mata de pelo a la señora casi casi me desmayo. Sin contar el hecho de que "eso" casi estuvo en mi cara. ¿Quién me manda a mí a voltear? En serio, que desagradable. Yo digo una cosa, a mí no me cabe en la cabeza salir a la calle sin rasurarme y en caso tal de que lo tenga que hacer -por razones fuera de mi voluntad- uso una camisa con mangas. Señora, no entiendo, de pana no entiendo cuál es el propósito de su vello axilar. Y no vengas a decirme que es una costumbre porque viene de Europa porque NO se lo voy a creer, esa cara y actitud de venezolana no se la quita nadie.

En fin, mi consejo, señora de la camionetica, de panita y todo: ¡Deshágase de la peluca! ¡Córtese ese pelo! ¡SEA ASEADA! ¡Un poquito de por favor! Le explico: En las farmacias, supermercados, étc venden un aparatico súper útil que tiene unas hojillas, se llama afeitadora y sirve para eliminar vello de cualquier sitio indeseable. Y no me diga que no la usa porque no tiene como comprarla, porque en ese caso también se la pudo haber pedido al vecino. Por favor aprenda a ser femenina. Es una mujer, no un camionero. Period.

Yo sinceramente, amo los afros retro -tipo Aretha Franklin-, dan un estilo increíble, denotan actitud, en serio; pero no debajo de la axila de una mujer. Se lo digo cantando "what you want, baby i got", llámeme y yo le regalo no una, sino tres afeitadoras. O pregunte dentro de su círculo social, seguro consigue a alguien que por error compró un cargamento de ellas por internet. Sí señora, todos tenemos una amiga despistada y bieeeen divertida como @arianisha.

Comentarios

Zépphhiro ha dicho que…
Yo también detesto cuando las mujeres tienen vellos en las axilas y más encima andan exhibiéndolas como si fuera la cosa más bella. Qué terrible debió haber sido haber estado tan cerca de ella, ojala que tengas mejor suerte para la próxima jajaja, saludos!

Entradas populares de este blog

Reflexiones de una 34B

Lo admito. Sí. Públicamente lo admito. Hace dos años me quería hacer las lolas. ¿Por qué? Pues la razón es muy sencilla: No estaba conforme con mi 32B. La verdad no estaba conforme con nada de mi cuerpo. Siempre fui gordita, pero a los 17 años y luego de experiencias la inseguridad aumenta y los complejos también.

Por circunstancias de la vida, e hipoglicemia, rebajé esos kilos de más y estaba on fire ¡jajaja!. Me sentía demasiado bien, pero aún quedaba ese pequeño detalle que me incomodaba: Mi 32B. Veía mis sostenes como si fueran para una niña de 12 años y me daban ganas de llorar. Seguía insistiendo: "Cuando tenga plata me hago las lolas".

Pero no hubo necesidad. Con el paso del tiempo mis queridas compañeras fueron creciendo a paso de vencedores, hasta llegar al tamaño que tienen ahorita, con el cual me siento bastante conforme y estoy tratando de ser feliz. Ya no pienso en operarme, sino después que tenga mis hijos porque se me van a chorrear horriblemente y tampoco quie…

Receta para sonreír

• Ingredientes:
- Amor de familia.
- Amigos verdaderos.
- Recuerdos agradables.
- Dulzura.
- Sueños de colores.
- Ilusión.
- Emociones y sentimientos.
- Un corazón grande y limpio.

• Preparación:
- Mezcle en un tazón grande (puede ser su corazón) la taza de amor familiar, la de buenos recuerdos y la de amistad verdadera.
- Agregue la cucharada grande de ilusión.
- Ponga a cocinar a fuego lento hasta que lo sienta lo suficientemente compacto como para que no se rompa con facilidad.
- Si no se espesa rápidamente no lo lleve a la nevera, cuando los recuerdos son fríos descomponen la receta. Tenga paciencia, tarde o temprano su sonrisa irá tomando forma.
- Una vez macizo, vierta en un envase (puede ser su corazón) la mezcla.
- Rellene el bizcocho con mucha dulzura.
- Cubra con la crema de sueños de colores.
- Déjelo secar por muy poco tiempo, mucho puede ocasionar el mismo efecto de la nevera, los sueños secos no son un buen ingrediente.
- Adorne …

911

En caso de emergencia, coma. Prepárese su desayuno favorito y cómaselo en la cena porque puede. Busque lo que le gusta. Endulce su paladar. 

En caso de emergencia, lea. Transpórtese a otros mundos. Vea con otros ojos. Forme parte de otras historias.

En caso de emergencia, escuche música. Cante como si estuviera frente a 200.000 personas. Baile como si nadie lo estuviera viendo. Agite la cabeza al ritmo del bajo.

En caso de emergencia, escriba. Deje salir todo lo que lleva dentro. Póngalo en palabras. Forme rimas. Aventúrese a las décimas. Quédese en la prosa. Déjelo salir.

En caso de emergencia, salga. Vaya a un lugar que no conozca. Pasee por un parque. Sienta la brisa, la naturaleza. Piérdase y aprenda cosas nuevas.

En caso de emergencia, medite. Respire y ponga su mente en blanco. Encuéntrese.

En caso de emergencia, hable. Busque a sus amigos, a los de siempre, a los más nuevos. A los de la birra y a los del café. Desahóguese, así sea por Whatsapp.

En caso de emergencia, abrace. A la fami…