Ir al contenido principal

Un poema en prosa... (Crónica de un despecho anunciado)

Digamos que sí, terminó. Yo creí que iba a durar toda la vida y no fue así. "Mari, las relaciones son una empresa destinada al fracaso", me dijo un amigo; "te empatas con veinte y si triunfas te casas con uno". No me pareció acertada la frase, pero sí muy curiosa. Curioso el hecho de que la gente vaya por la vida pensando que el amor está destinado a fracasar. Yo no soy así.

Yo quizás viva en Wonderland como Alicia, pero aún creo en el amor bonito, el verdadero e incluso lo viví. "Para bien o para mal se terminó", diría Arjona, quizás lo cante en su gira Quinto Piso a la que quiero ir, pero no pienso gastar tanta plata para verlo, no way. Se terminó cuando menos lo esperaba y me cayó como un balde de agua fría y, repito, yo creí que contigo iba a durar toda la vida.

Entonces ¿qué queda? A prácticar el despecho: Llanto inconsolable como jamás en mi vida, con gritos, pataleta "yo lo quería" y demás. Papá al teléfono. No comer. Llanto inconsolable. No salir del cuarto. Llanto inconsolable. Dormir. Llanto inconsolable. MSN, mejor amigo, ¿alma gemela, media frutería?, mejor. Sonrisas. Alivio. Concierto de Juanes.

Comienzo a ver el concierto de Juanes y a twittear de lo mejor en la vida cuando sale este señor Víctor Manuel y canta "Sólo pienso en ti", en ese momento dudé de mi humanidad y creí que era una muñeca que se activa por voz porque inmediatamente empecé a llorar cual magdalena... Justo cuando creo que se va a acabar mi martirio sale Miguel Bosé y canta "Te amaré" ¡NO ME JODAS!

Lo peor es que yo de pendeja, porque no tiene otra palabra, no le bajo el volumen sino que me martirizo, me clavo el puñal y demás, escuchando "Te amaré con locura y equilibrio te amaré". Agarro y pienso "si canta "Si tú no vuelves" me vuelo la vena del brazo derecho" y empieza el pana "Si tu no vuelves se secarán todos los mares". ¡El recontra c%$·% de su madre! y yo oyéndola inspirada. ¡Puñal, puñal, puñal! Hasta que salió Jovanotti y la luz del camino me alumbró la vida "IO PENSO POSITIVO".

A ver, no digo que hoy no esté triste, que ya superé el despecho, que mañana me voy a ir a rumbear, pero ya que ando en una de frases de cantantes, pues como dicen Los Fabulosos Cadillacs "La vida es para gozarla, la vida es para vivirla mejor" y siempre hay razones para estar bien. Lo amo, es cierto. Pero lo que no puede ser, no es y hay que vivir.

"La vida es un poema en prosa", dije en un tweet hace días (pero estaba esperando el 200 para publicarla en mi blog). Y ¿qué mayor pasión para mí que la poesía? Hay muchos motivos para vivir, poco a poco la tristeza se irá y será momento de cantar como Drexler "Con el anhelo dirigido hacia ti yo estaba sola en un rincón del café, cuando de pronto oí unas alas batir, como si un peso comenzara a ceder... Se va, se va, se fue".

Comentarios

Nina ha dicho que…
Cariño, el despecho dura un mes como mucho, dicen mis hermanas. Si pasas de alli, es culpa tuya.
No hay recetas, pero a mi me ha funcionado esta: No sientas pena de llorar durante todo ese mes (después ya estarías poniendo la cómica); mucha disciplina, ponte metas, no vivas en el hoyo; ocupa tus horas; emborráchate con tus amigas; cómprate cosas lindas; ve a la peluquería; no lo llames ni dejes que se te acerque.
O no sigas esta receta y haz lo que quieras pero recuerda, hablamos en un mes.

Un abrazo!
Pablo ha dicho que…
Maaaary...

Me hiciste reír y sonreír... el amor es así corazón. No nos daría tantas alegrías si no nos diera tantas tristezas. Una vez un amigo en una situación similar a la tuya me preguntó: "¿Por qué duele tanto?"... y yo simplemente le contesté: "Porque es la otra cara de la moneda".

Si ha de ser el final de esta
relación, entonces que así sea. Déjala ir, déjate sentir todo lo bueno y lo malo que significó. Date permiso para llorar hasta que ya no sea necesario y date permiso para reírte de ti misma y dejar que quienes te queremos nos ríamos a tu lado. Hoy lo has hecho y no sabes la alegría que me da leerte.

Puede que hayas perdido una relación, pero ganaste algo mucho más valioso: Experiencia. Lo que has aprendido te servirá por el resto de tu vida.

Estoy seguro de que pronto encontrarás a ese chico que se merece una niña magenta como tú. Cada vez te acercas más a él...

Recibe un besotote y cuídate mucho ¿vale?
will ha dicho que…
Quizás no te conozca mucho, pero nos une el ser mujeres, compañeras de universidad y, sobretodo, seres humanos. Tu poema en prosa me llegó al alma y me imagino que le ha llegado al alma a mucha gente que te leyó, porque el amor es cosa de todos.
Los consejos muy pocas veces sirven de algo, pero como dice mi bella Nina, llorar sana, limpia y siempre resulta la única salvación.
Eso si, te garantizo que pasará y luego te vas a reír de ti, de mí y de quienes fueron tus pequeños cómplices en esto que has llamado Crónica de un despecho anunciado.

Ahora, canta y rie:
Io credo soltanto che
Tra il bene e il male
E' piu' forte il bene
... bene, bene, bene, bene...

Io penso positivo perche' son vivo
Perche' son vivo
Io penso positivo perche' son vivo
Victoria De Bango ha dicho que…
Mi querida Maried,
No sabes todo lo que te entiendo. En este preciso instante, paso por lo mismo. Todo es confuso, todo es agrio y nada tiene una explicación suficiente para decirme por qué después de todo, después de tanto, se me fue al carajo!
Para el despecho? Definitivamente no hay recetas, simplemente hacer lo que el cuerpo pida para recuperarse, es decir, si necesitas llorar, pues llora; necesitas clavarte el puñal de una canción de Arjona, pues escúchala; necesitas comerte todo lo que pase por enfrente, pues hazlo; necesitas hablar no sólo con la media naranja, sino con la fresa, la manzana y la ciruela, pues también.
Sólo me queda decirte que te acompaño en tu dolor, y que como dice Melanie "el despecho no dura más de un mes". Cada día de despecho te hace más fuerte.
Te quiero!

Entradas populares de este blog

Reflexiones de una 34B

Lo admito. Sí. Públicamente lo admito. Hace dos años me quería hacer las lolas. ¿Por qué? Pues la razón es muy sencilla: No estaba conforme con mi 32B. La verdad no estaba conforme con nada de mi cuerpo. Siempre fui gordita, pero a los 17 años y luego de experiencias la inseguridad aumenta y los complejos también.

Por circunstancias de la vida, e hipoglicemia, rebajé esos kilos de más y estaba on fire ¡jajaja!. Me sentía demasiado bien, pero aún quedaba ese pequeño detalle que me incomodaba: Mi 32B. Veía mis sostenes como si fueran para una niña de 12 años y me daban ganas de llorar. Seguía insistiendo: "Cuando tenga plata me hago las lolas".

Pero no hubo necesidad. Con el paso del tiempo mis queridas compañeras fueron creciendo a paso de vencedores, hasta llegar al tamaño que tienen ahorita, con el cual me siento bastante conforme y estoy tratando de ser feliz. Ya no pienso en operarme, sino después que tenga mis hijos porque se me van a chorrear horriblemente y tampoco quie…

Receta para sonreír

• Ingredientes:
- Amor de familia.
- Amigos verdaderos.
- Recuerdos agradables.
- Dulzura.
- Sueños de colores.
- Ilusión.
- Emociones y sentimientos.
- Un corazón grande y limpio.

• Preparación:
- Mezcle en un tazón grande (puede ser su corazón) la taza de amor familiar, la de buenos recuerdos y la de amistad verdadera.
- Agregue la cucharada grande de ilusión.
- Ponga a cocinar a fuego lento hasta que lo sienta lo suficientemente compacto como para que no se rompa con facilidad.
- Si no se espesa rápidamente no lo lleve a la nevera, cuando los recuerdos son fríos descomponen la receta. Tenga paciencia, tarde o temprano su sonrisa irá tomando forma.
- Una vez macizo, vierta en un envase (puede ser su corazón) la mezcla.
- Rellene el bizcocho con mucha dulzura.
- Cubra con la crema de sueños de colores.
- Déjelo secar por muy poco tiempo, mucho puede ocasionar el mismo efecto de la nevera, los sueños secos no son un buen ingrediente.
- Adorne …

911

En caso de emergencia, coma. Prepárese su desayuno favorito y cómaselo en la cena porque puede. Busque lo que le gusta. Endulce su paladar. 

En caso de emergencia, lea. Transpórtese a otros mundos. Vea con otros ojos. Forme parte de otras historias.

En caso de emergencia, escuche música. Cante como si estuviera frente a 200.000 personas. Baile como si nadie lo estuviera viendo. Agite la cabeza al ritmo del bajo.

En caso de emergencia, escriba. Deje salir todo lo que lleva dentro. Póngalo en palabras. Forme rimas. Aventúrese a las décimas. Quédese en la prosa. Déjelo salir.

En caso de emergencia, salga. Vaya a un lugar que no conozca. Pasee por un parque. Sienta la brisa, la naturaleza. Piérdase y aprenda cosas nuevas.

En caso de emergencia, medite. Respire y ponga su mente en blanco. Encuéntrese.

En caso de emergencia, hable. Busque a sus amigos, a los de siempre, a los más nuevos. A los de la birra y a los del café. Desahóguese, así sea por Whatsapp.

En caso de emergencia, abrace. A la fami…