Ir al contenido principal

Uno y dos


Los que me conocen, me tienen en el FB / MSN o me han visto últimamente saben que estoy en Tesis Mode y que eso, ciertamente, me está pudriendo la existencia (Thanx God ya voy a terminar). Hace algunos minutos estaba engrapando y enumerando las encuestas que debo aplicar, pensando en lo que quería escribir y casualmente se me acabaron las grapas en la número 58 (mi favorito), eso fue una señal que tenía que dejarlo y venir a escribir. Así estoy haciendo.

Estos días han sido extraños, sobre todo en el ámbito sentimental. Leyendo mis posts me he dado cuenta que parezco bipolar o que tengo serios problemas de conducta. Ya parezco la canción de Guaco: Te quiero, no te quiero, te quiero, no te quiero (por demás pavosísima, y eso que me gusta Guaco). Y ¿cómo no estarlo? si resulta que desde hace unas semanas apareció en mi vida el Sujeto # 2 cambiándome las perspectivas y haciéndome sentir maripositas, luego que el Sujeto # 1 lanzó una bola de humo y se esfumó.

# 2 llegó de repente, sin esperarlo y con su humor empezó a sacarme sonrisas que luego se convirtieron en suspiros y pensamientos constantes. # 2 es tierno, es un hecho y eso, definitivamente, es un plus. A # 2 lo conozco desde hace añales, pero nunca pensé que sería así (la verdad sí, pero no lo había podido comprobar por mí misma). Sin embargo, por muchas razones, que no quiero mencionar, lo que hizo con las manos, lo deshizo con los pies. Demasiado típico. Perdiste my dear, ya ni siquiera mereces mi indiferencia planificada. Tú, # 2, no (y pensar que nos veremos pronto).

La historia con # 1 es como de cuentos de hadas. Desde que lo vi dije que era el hombre de mi vida (cosa que ahora confirmo), pero las circunstancias y el tiempo se encargaron de que no coincidiéramos jamás. Sin embargo, otras situaciones me han llevado a conocerlo mejor y cada día encontramos más cosas que, indirectamente, nos unen. Trabajo, universidad, desaparece. Pasan los días, MSN, vuelve. ¡Y de qué manera! # 1 es perfecto, dentro de su imperfección que tiene como cualquier ser humano. # 1 es él, al que nunca podré ser indiferente (ya falta menos, mucho menos).

Pero hoy es uno de esos días en que no quiero hablarle a ninguno de los dos. Los veo conectados al MSN y no me provoca dobleclickear en sus nombres. Hoy no. Hoy sí quise escuchar John Mayer (después de que hace unos días le dije a Flequi que no podía oírlo porque me daban bajones) y darme cuenta que es el príncipe encantado. ¡John te amamos! Hoy ha sido un día tranquilo, sin # 1 que me recuerde lo lindo que es, ni # 2 alejándose más de lo que creí que era. Hoy es un día hiper fresa*magenta. Mañana, amanecerá y veremos.


(Btw, hoy ha sido un día TAAAAAAAAAAN magenta que hasta mi mamá me dijo "magentita". ¡Más cute!
Además me di cuenta que uno de los hanging hearts de Jeff Koons es magenta
Welcome nuevo display para MSN)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflexiones de una 34B

Lo admito. Sí. Públicamente lo admito. Hace dos años me quería hacer las lolas. ¿Por qué? Pues la razón es muy sencilla: No estaba conforme con mi 32B. La verdad no estaba conforme con nada de mi cuerpo. Siempre fui gordita, pero a los 17 años y luego de experiencias la inseguridad aumenta y los complejos también.

Por circunstancias de la vida, e hipoglicemia, rebajé esos kilos de más y estaba on fire ¡jajaja!. Me sentía demasiado bien, pero aún quedaba ese pequeño detalle que me incomodaba: Mi 32B. Veía mis sostenes como si fueran para una niña de 12 años y me daban ganas de llorar. Seguía insistiendo: "Cuando tenga plata me hago las lolas".

Pero no hubo necesidad. Con el paso del tiempo mis queridas compañeras fueron creciendo a paso de vencedores, hasta llegar al tamaño que tienen ahorita, con el cual me siento bastante conforme y estoy tratando de ser feliz. Ya no pienso en operarme, sino después que tenga mis hijos porque se me van a chorrear horriblemente y tampoco quie…

Receta para sonreír

• Ingredientes:
- Amor de familia.
- Amigos verdaderos.
- Recuerdos agradables.
- Dulzura.
- Sueños de colores.
- Ilusión.
- Emociones y sentimientos.
- Un corazón grande y limpio.

• Preparación:
- Mezcle en un tazón grande (puede ser su corazón) la taza de amor familiar, la de buenos recuerdos y la de amistad verdadera.
- Agregue la cucharada grande de ilusión.
- Ponga a cocinar a fuego lento hasta que lo sienta lo suficientemente compacto como para que no se rompa con facilidad.
- Si no se espesa rápidamente no lo lleve a la nevera, cuando los recuerdos son fríos descomponen la receta. Tenga paciencia, tarde o temprano su sonrisa irá tomando forma.
- Una vez macizo, vierta en un envase (puede ser su corazón) la mezcla.
- Rellene el bizcocho con mucha dulzura.
- Cubra con la crema de sueños de colores.
- Déjelo secar por muy poco tiempo, mucho puede ocasionar el mismo efecto de la nevera, los sueños secos no son un buen ingrediente.
- Adorne …

911

En caso de emergencia, coma. Prepárese su desayuno favorito y cómaselo en la cena porque puede. Busque lo que le gusta. Endulce su paladar. 

En caso de emergencia, lea. Transpórtese a otros mundos. Vea con otros ojos. Forme parte de otras historias.

En caso de emergencia, escuche música. Cante como si estuviera frente a 200.000 personas. Baile como si nadie lo estuviera viendo. Agite la cabeza al ritmo del bajo.

En caso de emergencia, escriba. Deje salir todo lo que lleva dentro. Póngalo en palabras. Forme rimas. Aventúrese a las décimas. Quédese en la prosa. Déjelo salir.

En caso de emergencia, salga. Vaya a un lugar que no conozca. Pasee por un parque. Sienta la brisa, la naturaleza. Piérdase y aprenda cosas nuevas.

En caso de emergencia, medite. Respire y ponga su mente en blanco. Encuéntrese.

En caso de emergencia, hable. Busque a sus amigos, a los de siempre, a los más nuevos. A los de la birra y a los del café. Desahóguese, así sea por Whatsapp.

En caso de emergencia, abrace. A la fami…