domingo, 17 de agosto de 2008

Receta para sonreír


• Ingredientes:

- Amor de familia.
- Amigos verdaderos.
- Recuerdos agradables.
- Dulzura.
- Sueños de colores.
- Ilusión.
- Emociones y sentimientos.
- Un corazón grande y limpio.

• Preparación:
- Mezcle en un tazón grande (puede ser su corazón) la taza de amor familiar, la de buenos recuerdos y la de amistad verdadera.
- Agregue la cucharada grande de ilusión.
- Ponga a cocinar a fuego lento hasta que lo sienta lo suficientemente compacto como para que no se rompa con facilidad.
- Si no se espesa rápidamente no lo lleve a la nevera, cuando los recuerdos son fríos descomponen la receta. Tenga paciencia, tarde o temprano su sonrisa irá tomando forma.
- Una vez macizo, vierta en un envase (puede ser su corazón) la mezcla.
- Rellene el bizcocho con mucha dulzura.
- Cubra con la crema de sueños de colores.
- Déjelo secar por muy poco tiempo, mucho puede ocasionar el mismo efecto de la nevera, los sueños secos no son un buen ingrediente.
- Adorne con las chispas de emociones y sentimientos.
- Coma una porción, cierre los ojos, respire y verá como al instante sonreirá.

• Tips y recomendaciones:
- Esta receta no tiene calorías, no engorda y puede comerla las veces que desee porque sonreír no mata, más bien revive el alma...
- Si la receta no funciona, repítala, o revísese, quizás es que usted en verdad no quiere sonreír.

(Dedicado muy especialmente a mi angelito, que no la tiene fácil en este momento, pero yo sé que pronto pronto se va a comer mil raciones)