Ir al contenido principal

Impaciencia

Debo confesarlo... Soy impaciente. Eso, for sure, es uno de mis principales defectos. No sé esperar, en ningún sentido.

No tengo el don maravilloso de relajarme cuando fijo una hora de llegada y la otra persona no aparece en los 15min siguientes. Me molesta excesivamente esperar a una persona; por tanto, trato de ser puntual, aunque no siempre lo logro.

Cuando me hacen esperar me torno un tanto histérica. Camino de un lado a otro frenéticamente e intento calmarme. Luego empiezo a mandar mensajes y si no me responden, llamo. Ya en el momento cuando llega la persona, yo estoy a punto de explotar al más puro estilo de Katie Ka-boom.

De igual forma, cuando quiero que sea una hora específica para hacer algo me pongo insoportable. Nerviosa, paranoica, hiperkinética. No veo luz, el reloj corre lentamente y los segundos se me hacen interminables. Soy necia. Necia e impaciente.

Y por impaciente me pasan las cosas, me meto mis tortazos y me llevo una cantidad de desilusiones que serían incontables.

Estoy tratando de cambiarlo no sé si lo consiga. Mientras tanto, me seguiré mordiendo los labios y las uñas, moviendo el pie y tratando de respirar profundo, es lo que me queda. A menos que alguno de ustedes sepa donde se puede comprar un poquitico de paciencia.

PD: ¿Saben para qué si soy paciente? Para esperar a un gran amigo que viene de Chile en enero y para esperarte a ti... Esperar que sepas que te espero, el resto ni siquiera habrá que esperarlo...

Comentarios

±]Elrondpunk ha dicho que…
no trates, consíguelo!
erick te apoya!

Próxima Presidencia de Esparta [me vino a la mente la peli 300 npi de porque]
... ah, no
lo q quieres es paciencia x_X
oops...

de todas formas, hazlo!
Nina ha dicho que…
"esperar que sepas que te espero" Pero muchacha díceselo jajaja. Esa espera sería eterna e infructuosa. La otra, una vez que esté enterado, será mucho más emocionante.

Suerte!!!
*.+.*Mari*.+.* ha dicho que…
Elrond: Gracias por enseñarme a no usar tanto el "hubiera" (K)

Nina: Gracias por tu consejo, con seguridad se lo diré, pero todavía voy a esperar un poco... jajaja! Un beso (K)
Yimmi ha dicho que…
La paciencia es cuestión de madurez. Tu descripción me hizo verme en un espejo hace unos cinco años. De pronto te cansas de recibir tantos golpes y todo te da igual... ese es justo el momento en el que, o buscas equilibrio o te entregas a las desidia. Yo trato de mantenerme en equilibrio, y a veces se me sale de nuevo lo impaciente.
Gracias por el comentario en <ProMedio.
Te invito a que eches un vistazo a Piel y Alma

Entradas populares de este blog

Reflexiones de una 34B

Lo admito. Sí. Públicamente lo admito. Hace dos años me quería hacer las lolas. ¿Por qué? Pues la razón es muy sencilla: No estaba conforme con mi 32B. La verdad no estaba conforme con nada de mi cuerpo. Siempre fui gordita, pero a los 17 años y luego de experiencias la inseguridad aumenta y los complejos también.

Por circunstancias de la vida, e hipoglicemia, rebajé esos kilos de más y estaba on fire ¡jajaja!. Me sentía demasiado bien, pero aún quedaba ese pequeño detalle que me incomodaba: Mi 32B. Veía mis sostenes como si fueran para una niña de 12 años y me daban ganas de llorar. Seguía insistiendo: "Cuando tenga plata me hago las lolas".

Pero no hubo necesidad. Con el paso del tiempo mis queridas compañeras fueron creciendo a paso de vencedores, hasta llegar al tamaño que tienen ahorita, con el cual me siento bastante conforme y estoy tratando de ser feliz. Ya no pienso en operarme, sino después que tenga mis hijos porque se me van a chorrear horriblemente y tampoco quie…

Receta para sonreír

• Ingredientes:
- Amor de familia.
- Amigos verdaderos.
- Recuerdos agradables.
- Dulzura.
- Sueños de colores.
- Ilusión.
- Emociones y sentimientos.
- Un corazón grande y limpio.

• Preparación:
- Mezcle en un tazón grande (puede ser su corazón) la taza de amor familiar, la de buenos recuerdos y la de amistad verdadera.
- Agregue la cucharada grande de ilusión.
- Ponga a cocinar a fuego lento hasta que lo sienta lo suficientemente compacto como para que no se rompa con facilidad.
- Si no se espesa rápidamente no lo lleve a la nevera, cuando los recuerdos son fríos descomponen la receta. Tenga paciencia, tarde o temprano su sonrisa irá tomando forma.
- Una vez macizo, vierta en un envase (puede ser su corazón) la mezcla.
- Rellene el bizcocho con mucha dulzura.
- Cubra con la crema de sueños de colores.
- Déjelo secar por muy poco tiempo, mucho puede ocasionar el mismo efecto de la nevera, los sueños secos no son un buen ingrediente.
- Adorne …

911

En caso de emergencia, coma. Prepárese su desayuno favorito y cómaselo en la cena porque puede. Busque lo que le gusta. Endulce su paladar. 

En caso de emergencia, lea. Transpórtese a otros mundos. Vea con otros ojos. Forme parte de otras historias.

En caso de emergencia, escuche música. Cante como si estuviera frente a 200.000 personas. Baile como si nadie lo estuviera viendo. Agite la cabeza al ritmo del bajo.

En caso de emergencia, escriba. Deje salir todo lo que lleva dentro. Póngalo en palabras. Forme rimas. Aventúrese a las décimas. Quédese en la prosa. Déjelo salir.

En caso de emergencia, salga. Vaya a un lugar que no conozca. Pasee por un parque. Sienta la brisa, la naturaleza. Piérdase y aprenda cosas nuevas.

En caso de emergencia, medite. Respire y ponga su mente en blanco. Encuéntrese.

En caso de emergencia, hable. Busque a sus amigos, a los de siempre, a los más nuevos. A los de la birra y a los del café. Desahóguese, así sea por Whatsapp.

En caso de emergencia, abrace. A la fami…