Ir al contenido principal

3 cosas que no sabías de mí

Casualmente en las últimas 24 horas, quizás menos, me he dado cuenta que tengo ciertas mañas y/o hábitos que me caracterizan. Si me conoces bien, seguramente sabes que tengo esas 3 particularidades, si no aquí van:

1.- Me lavo las manos compulsivamente: No es una maña, es una obsesión. Mejor dicho, son arranques. De repente estoy en un sitio, tranquila, siento que tengo las manos sucias y tan tan tan (música de terror) comienzo a "freakear". Necesito urgentemente un baño para lavarlas porque sino me pongo ansiosa y me comienza a dar asco. Pasa, especialmente cuando escribo con lápiz o portaminas o cuando leo el periódico. Esos sucios no lo soporto.

2.- Hablo sola: Es cómico, pero cuando voy caminando por la calle y veo a una persona hablando sola digo: "este pana está loco", pero si soy yo, no pienso nada. ¿O sí? También pienso que estoy loca. Pero es que hablo duro como si tuviera una persona al lado. Fíjate tú, hoy, analizando mi situación con X's sujeto indeseable iba de lo mejor hablando hasta que me percaté que el chico sentado a mi lado en la camionetica me escuchaba. Me empecé a reír y creo que el chamo se asustó. Gajes del oficio.

3.- Uso demasiadas servilletas: De verdad, te lo aconsejo no me lleves a tu casa, las consumiré, las acabaré, tendrás que comprar un paquete nuevo. Es terrible como puedo gastar tantas servilletas cuando estoy almorzando, no es normal. Uso y uso y uso hasta que veo mi plato rodeado de ellas y la cara de "mmmm ok" de mis acompañantes. Soy una amenaza.

Comentarios

±]Elrondpunk ha dicho que…
comparto el primero, pero tengo 30 minutos para encontrar un baño antes de ponerme realmente ansioso

el segundo, tamb

el tercero, noup

^^!
MOROCHIA ha dicho que…
Mmm... yo tengo tantas mañas que necesitaría todo un blog para comentarlas (je). Creo que la que más resalta es la de acomodar las cosas, ordenarlas respetando cierta simetría. La típica y clásica de acomodar el cuadro torcido... esa soy yo!
Otra, por ejempo, es cuando presto algún libro nuevo, soy muy obsesiva con los libros recién comprados... doy tantas indicaciones para su cuidado, que me lo terminan devolviendo antes de siquiera preguntar "¿me lo prestás?"

Saludos!
muvimeiquer ha dicho que…
Coye, jajaja... Pensaba que Howard Hughes (o Leonardo DiCaprio en Aviator para hacelro más comercial, jeje) era el único que tenía esa maña. Quizás una de tus pelis favoritas puede ser "Mejor Imposible", va perfecto con tu complejo de Jack Nicholson, jejeje.

Tranquila que yo también hablo solo, y burda. Incluso cuando de vez en cuando recuerdo alguna estupidez que dije o hice empiezo a cantar y a tararear en voz alta para que se me olvide, jeje...

Y lo de las servilletas, preguntale a Flequillo por mi afición a gastarme un árbol entero en cada almuerzo... incluso, de pequeño me las comía.. jejeje

saludos
Jesús A. González ha dicho que…
Yo también uso muchísimas servilletas... Demasiadas! Cuando salgo a comer siempre agarro al menos 10 servilletas... :-( jajaja está cómico éste post... Tal vez lo haga yo también :-)

Jesús A. González

Entradas populares de este blog

Reflexiones de una 34B

Lo admito. Sí. Públicamente lo admito. Hace dos años me quería hacer las lolas. ¿Por qué? Pues la razón es muy sencilla: No estaba conforme con mi 32B. La verdad no estaba conforme con nada de mi cuerpo. Siempre fui gordita, pero a los 17 años y luego de experiencias la inseguridad aumenta y los complejos también.

Por circunstancias de la vida, e hipoglicemia, rebajé esos kilos de más y estaba on fire ¡jajaja!. Me sentía demasiado bien, pero aún quedaba ese pequeño detalle que me incomodaba: Mi 32B. Veía mis sostenes como si fueran para una niña de 12 años y me daban ganas de llorar. Seguía insistiendo: "Cuando tenga plata me hago las lolas".

Pero no hubo necesidad. Con el paso del tiempo mis queridas compañeras fueron creciendo a paso de vencedores, hasta llegar al tamaño que tienen ahorita, con el cual me siento bastante conforme y estoy tratando de ser feliz. Ya no pienso en operarme, sino después que tenga mis hijos porque se me van a chorrear horriblemente y tampoco quie…

Receta para sonreír

• Ingredientes:
- Amor de familia.
- Amigos verdaderos.
- Recuerdos agradables.
- Dulzura.
- Sueños de colores.
- Ilusión.
- Emociones y sentimientos.
- Un corazón grande y limpio.

• Preparación:
- Mezcle en un tazón grande (puede ser su corazón) la taza de amor familiar, la de buenos recuerdos y la de amistad verdadera.
- Agregue la cucharada grande de ilusión.
- Ponga a cocinar a fuego lento hasta que lo sienta lo suficientemente compacto como para que no se rompa con facilidad.
- Si no se espesa rápidamente no lo lleve a la nevera, cuando los recuerdos son fríos descomponen la receta. Tenga paciencia, tarde o temprano su sonrisa irá tomando forma.
- Una vez macizo, vierta en un envase (puede ser su corazón) la mezcla.
- Rellene el bizcocho con mucha dulzura.
- Cubra con la crema de sueños de colores.
- Déjelo secar por muy poco tiempo, mucho puede ocasionar el mismo efecto de la nevera, los sueños secos no son un buen ingrediente.
- Adorne …

911

En caso de emergencia, coma. Prepárese su desayuno favorito y cómaselo en la cena porque puede. Busque lo que le gusta. Endulce su paladar. 

En caso de emergencia, lea. Transpórtese a otros mundos. Vea con otros ojos. Forme parte de otras historias.

En caso de emergencia, escuche música. Cante como si estuviera frente a 200.000 personas. Baile como si nadie lo estuviera viendo. Agite la cabeza al ritmo del bajo.

En caso de emergencia, escriba. Deje salir todo lo que lleva dentro. Póngalo en palabras. Forme rimas. Aventúrese a las décimas. Quédese en la prosa. Déjelo salir.

En caso de emergencia, salga. Vaya a un lugar que no conozca. Pasee por un parque. Sienta la brisa, la naturaleza. Piérdase y aprenda cosas nuevas.

En caso de emergencia, medite. Respire y ponga su mente en blanco. Encuéntrese.

En caso de emergencia, hable. Busque a sus amigos, a los de siempre, a los más nuevos. A los de la birra y a los del café. Desahóguese, así sea por Whatsapp.

En caso de emergencia, abrace. A la fami…