Ir al contenido principal

Favoritos Magenta #3: Color me... Magenta!

Sería injusto no dedicarle un post. Es mi blog, es mi vida, es mi MAGENTA! ¿Por qué este color? A ver... La vida cambia, la gente cambia, yo cambié.

Desde que tengo uso de razón mi color favorito siempre fue el rosado. Sí, a lo Hello Kitty, Barbie y demás. Rosado. De niñita fresa. Rosado. Todo lo que me compraba era rosado, desde portaminas hasta cuadernos. Luego, entre la inmensa gama de rosados, encontré el fucsia. Y cambié.

Se convirtió en mi nueva obsesión. Ropa fucsia, accesorios fucsia, hasta cabello fucsia. Incluso, gracias a mi cabello descubrí la maravillosa Vida en Magenta. Por cuestiones de la vida, el novio de mi mejor amiga me dijo: "Hey tú, la chica del cabello magenta" y se encendió la lucecita. La palabra empezó a dar vueltas en mi cabeza y comencé a indagar.

Comencé a comparar Magenta con rojos, rosados, violetas, hasta que vi que era, como digo en mi subtítulo: "Un fucsia con estilo". Un color que comienza como yo con un MA, que es tan ácido como lo fluorescente y tan sweet como lo rosado. Es eso. Sin tanta labia. Soy yo. De Niña Pink a Chica Magenta. Soy yo: *Mari.Magenta!

About Magenta:

Magenta es una palabra italiana inspirada por la batalla ocurrida en Magenta el 4 junio de 1859, en alusión al color oscuro de la sangre derramada. Se asemeja al color fucsia (difiere por su color más intenso, virando al violeta) que tiene a su vez origen en el apellido del botánico alemán del siglo XVI Fuchs, que describió un arbusto de la familia de las Oenoteráceas, con ramas lampiñas, hojas ovales, agudas y dentadas, y flores de color rojo oscuro.

El magenta se explica cuando los conos sensibles a las ondas largas y cortas (R y A) se excitan a la vez; la sensación visual resultante corresponde al magenta.

* R=rojo (onda larga)
* A=azul (onda corta)
* V=verde (onda media, del espectro electromagnético capatado por el ojo humano.

El amarillo, el magenta y el cian son llamados primarios substractivos ya que son la inversa de los aditivos. El magenta contiene todas las radiaciones (R y A) menos las del verde (V). Luego puede ser definido como el "no verde" o negativo del verde.


Disponible en: http://es.wikipedia.org/wiki/Magenta

Comentarios

±]Elrondpunk ha dicho que…
nah, magenta nop..
chica roba juguetes!

jajaja...
realmente, el magenta te identifica, ya es tuyo...

pero se la pones dificil al macho venezolano común; digo, encontrar flores magenta? xP
La niña del bigote ha dicho que…
jajajaja, está muy fino tu post, y más fino aún el hecho de que te adueñaste de un color, sin embargo, coincido con elrondpunk...sabes lo dificil que se las pones para encontrar flores magenta en esta ciudad?? además, en caso de que las consigan...sabes lo gay que se oirían diciendo: "Señor por favor me da una docena de esas flores color magenta que tiene por allá en el rincón? Pero bueno, vale la pena por el momento y por la destortillada de risa...
Bien por tu post Mari Magenta.
flequillo ha dicho que…
jajajajaja! qué éxito con el Magenta!
Anónimo ha dicho que…
Muy buena.. comparto mis gusto por ese color en especial en mi cabello, que viene dando ese locura desde hace 4 años... y no se me encanta cierto que le da un brillo y saca sonrisas a la gente!!

Entradas populares de este blog

Reflexiones de una 34B

Lo admito. Sí. Públicamente lo admito. Hace dos años me quería hacer las lolas. ¿Por qué? Pues la razón es muy sencilla: No estaba conforme con mi 32B. La verdad no estaba conforme con nada de mi cuerpo. Siempre fui gordita, pero a los 17 años y luego de experiencias la inseguridad aumenta y los complejos también.

Por circunstancias de la vida, e hipoglicemia, rebajé esos kilos de más y estaba on fire ¡jajaja!. Me sentía demasiado bien, pero aún quedaba ese pequeño detalle que me incomodaba: Mi 32B. Veía mis sostenes como si fueran para una niña de 12 años y me daban ganas de llorar. Seguía insistiendo: "Cuando tenga plata me hago las lolas".

Pero no hubo necesidad. Con el paso del tiempo mis queridas compañeras fueron creciendo a paso de vencedores, hasta llegar al tamaño que tienen ahorita, con el cual me siento bastante conforme y estoy tratando de ser feliz. Ya no pienso en operarme, sino después que tenga mis hijos porque se me van a chorrear horriblemente y tampoco quie…

Receta para sonreír

• Ingredientes:
- Amor de familia.
- Amigos verdaderos.
- Recuerdos agradables.
- Dulzura.
- Sueños de colores.
- Ilusión.
- Emociones y sentimientos.
- Un corazón grande y limpio.

• Preparación:
- Mezcle en un tazón grande (puede ser su corazón) la taza de amor familiar, la de buenos recuerdos y la de amistad verdadera.
- Agregue la cucharada grande de ilusión.
- Ponga a cocinar a fuego lento hasta que lo sienta lo suficientemente compacto como para que no se rompa con facilidad.
- Si no se espesa rápidamente no lo lleve a la nevera, cuando los recuerdos son fríos descomponen la receta. Tenga paciencia, tarde o temprano su sonrisa irá tomando forma.
- Una vez macizo, vierta en un envase (puede ser su corazón) la mezcla.
- Rellene el bizcocho con mucha dulzura.
- Cubra con la crema de sueños de colores.
- Déjelo secar por muy poco tiempo, mucho puede ocasionar el mismo efecto de la nevera, los sueños secos no son un buen ingrediente.
- Adorne …

911

En caso de emergencia, coma. Prepárese su desayuno favorito y cómaselo en la cena porque puede. Busque lo que le gusta. Endulce su paladar. 

En caso de emergencia, lea. Transpórtese a otros mundos. Vea con otros ojos. Forme parte de otras historias.

En caso de emergencia, escuche música. Cante como si estuviera frente a 200.000 personas. Baile como si nadie lo estuviera viendo. Agite la cabeza al ritmo del bajo.

En caso de emergencia, escriba. Deje salir todo lo que lleva dentro. Póngalo en palabras. Forme rimas. Aventúrese a las décimas. Quédese en la prosa. Déjelo salir.

En caso de emergencia, salga. Vaya a un lugar que no conozca. Pasee por un parque. Sienta la brisa, la naturaleza. Piérdase y aprenda cosas nuevas.

En caso de emergencia, medite. Respire y ponga su mente en blanco. Encuéntrese.

En caso de emergencia, hable. Busque a sus amigos, a los de siempre, a los más nuevos. A los de la birra y a los del café. Desahóguese, así sea por Whatsapp.

En caso de emergencia, abrace. A la fami…