Ir al contenido principal

Aversión Magenta #1: Problemas Económicos

(En contraposición a Favoritos Magenta, surge Aversión Magenta, un espacio donde la chica dueña de este blog reflejará sus más profundos desprecios hacia ciertas cosas de la vida cotidiana. Es libre de decir lo que quiera. A usted, seguramente, la chica magenta no le tiene aversión)

Un solo pensamiento pasa por mi complicada mente en este momento, una sola palabra, lapidaria, a la que le quiero huir, de la que quiero escapar. Una palabra inevitable, por lo menos por hoy... Parcial.


Sólo a ese sujeto se le ocurre la brillante idea de hacer un parcial. Sobre todo cuando sus clases, son 80% chistes y 20% materia. Yo, como buena chica fajada que soy, tengo todo copiadito en el cuaderno; incluso, mis amigos le sacaron copia, pero de igual forma aunque tenga toda la información y algunas veces haya prestado atención en clases, me pudro.

Me pudro porque no me gusta la materia. Me pudro porque estoy leyéndome unas guías y ya no me caben más palabras en mi cabeza. Me pudren los términos "oferta", "demanda" y "capital". Me pudre querer aprender algo básico de economía y que no tenga cerebro para retenerlo. Me pudre él y sus comentarios rojos rojitos. Me pudro con Problemas Económicos y lo que más me pudre es que es la única de PVE que es obligatoria.

Podría dejar de leer, ir sin estudiar, raspar el examen y pasar con 10 a punta de trabajitos, pero ¡nah! Repito: Soy fajada. Y tendría un peso tan enorme en la conciencia si, por lo menos, no me digo a mi misma que hice el intento de revisar el material. Así que por ahora seguiré leyendo y a las 8:30pm veré que pasa con el horrendo parcial.

En la próxima entrega de Aversión Magenta: Producción de Revistas

Comentarios

±]Elrondpunk ha dicho que…
¡Uhm!... 'tudia.
Plantealo desde otro enfoque, todo se puede aprender/retener, la cuestón es plantearlo bien...

te diría q inventarás una cancioncita, pero es demasiado barney x_X

debe haber una forma, ¡Sos Vos!, encuentrala.
La niña del bigote ha dicho que…
Mmmm, Mari, lo que le digo a todos los que pasan por eso:

No te preocupes tanto...sé que es MEGA difícil, también suelo ser así de fajada...pero el sujeto en cuestión ni revisa esos exámenes, simplemente coloca notas...lo mismo pasa con el trabajo final. Sinceramente no sé de alguien que haya raspado esa materia, ni siquiera por haber faltado a todas las clases...Así que, tómalo con calma...los parciales de él son de selección simple (al menos así fue el mío) y muy probablemente diga que salieron mal, pero todos pasen al final con notas oscilantes entre 12 y 17...

De todos modos Suerte, o éxito...
LuisCarlos ha dicho que…
"Eso ¡mi negra! estos ojitos verdes no pueden equivocarse"


Si no me equivoco, es cierto profesor que en realidad sabe sobre economía y temas bancarios, pero que parece que le da ladilla dar clases de verdad o está ensayando para tener su propio "Aló mi negra".
*.+.*Mari*.+.* ha dicho que…
Elrond: Gracias! Estoy haciendo el intento... veremos como salgo en el examen...

Niña del Bigote: Es bueno saber que el sujeto en cuestión ni se toma el tiempo para revisar... Y si es de selección simple, pues mucho mejor!!

LuisCarlos: ¡Si! Ese mismo es, incluso ya tiene un programa de radio y todo... Quizás pronto lo veamos en cadena nacional hablando del nuevo modelo económico...
Nina ha dicho que…
Como profe es un asco, pero es uno de los tipos más simpáticos que conozco...

Entradas populares de este blog

Reflexiones de una 34B

Lo admito. Sí. Públicamente lo admito. Hace dos años me quería hacer las lolas. ¿Por qué? Pues la razón es muy sencilla: No estaba conforme con mi 32B. La verdad no estaba conforme con nada de mi cuerpo. Siempre fui gordita, pero a los 17 años y luego de experiencias la inseguridad aumenta y los complejos también.

Por circunstancias de la vida, e hipoglicemia, rebajé esos kilos de más y estaba on fire ¡jajaja!. Me sentía demasiado bien, pero aún quedaba ese pequeño detalle que me incomodaba: Mi 32B. Veía mis sostenes como si fueran para una niña de 12 años y me daban ganas de llorar. Seguía insistiendo: "Cuando tenga plata me hago las lolas".

Pero no hubo necesidad. Con el paso del tiempo mis queridas compañeras fueron creciendo a paso de vencedores, hasta llegar al tamaño que tienen ahorita, con el cual me siento bastante conforme y estoy tratando de ser feliz. Ya no pienso en operarme, sino después que tenga mis hijos porque se me van a chorrear horriblemente y tampoco quie…

Receta para sonreír

• Ingredientes:
- Amor de familia.
- Amigos verdaderos.
- Recuerdos agradables.
- Dulzura.
- Sueños de colores.
- Ilusión.
- Emociones y sentimientos.
- Un corazón grande y limpio.

• Preparación:
- Mezcle en un tazón grande (puede ser su corazón) la taza de amor familiar, la de buenos recuerdos y la de amistad verdadera.
- Agregue la cucharada grande de ilusión.
- Ponga a cocinar a fuego lento hasta que lo sienta lo suficientemente compacto como para que no se rompa con facilidad.
- Si no se espesa rápidamente no lo lleve a la nevera, cuando los recuerdos son fríos descomponen la receta. Tenga paciencia, tarde o temprano su sonrisa irá tomando forma.
- Una vez macizo, vierta en un envase (puede ser su corazón) la mezcla.
- Rellene el bizcocho con mucha dulzura.
- Cubra con la crema de sueños de colores.
- Déjelo secar por muy poco tiempo, mucho puede ocasionar el mismo efecto de la nevera, los sueños secos no son un buen ingrediente.
- Adorne …

911

En caso de emergencia, coma. Prepárese su desayuno favorito y cómaselo en la cena porque puede. Busque lo que le gusta. Endulce su paladar. 

En caso de emergencia, lea. Transpórtese a otros mundos. Vea con otros ojos. Forme parte de otras historias.

En caso de emergencia, escuche música. Cante como si estuviera frente a 200.000 personas. Baile como si nadie lo estuviera viendo. Agite la cabeza al ritmo del bajo.

En caso de emergencia, escriba. Deje salir todo lo que lleva dentro. Póngalo en palabras. Forme rimas. Aventúrese a las décimas. Quédese en la prosa. Déjelo salir.

En caso de emergencia, salga. Vaya a un lugar que no conozca. Pasee por un parque. Sienta la brisa, la naturaleza. Piérdase y aprenda cosas nuevas.

En caso de emergencia, medite. Respire y ponga su mente en blanco. Encuéntrese.

En caso de emergencia, hable. Busque a sus amigos, a los de siempre, a los más nuevos. A los de la birra y a los del café. Desahóguese, así sea por Whatsapp.

En caso de emergencia, abrace. A la fami…