jueves, 8 de enero de 2015

I'll be your bridge over troubled water

Esta es una de mis canciones favoritas en el mundo mundial. Hoy la recordé y quise que fuera para ti, que necesitas apoyo porque te sientes inestable, porque no te sientes tú. Solo es para recordarte que aquí estoy y que mientras sea posible, siempre estaré, like a bridge over troubled water I will lay me down. 

jueves, 1 de enero de 2015

2015: Hey ho!

Después de un corte intempestivo de luz, mudanza, conseguir trabajo, etc, no pude seguir mi meta de llevar un diario de lo que me pasaba acá en Panamá. Por un lado es chimbo porque es algo que dejé a la mitad, pero por otro es un alivio porque lo sentía como una responsabilidad más (sí, yo me tomo estas cosas muy en serio). Ahora bien, quiero seguir escribiendo seguido, pero no como un régimen militar, vamos a ver como lo llevo. So far, y siendo primero de enero, va -as usual- lo que quiero para el 2015.


- Tatuajes -
- Playa.Sol.Arena -
- Ahorros -
- + viajes + cultura -
- Familia -
- Social Media -
- Conciertos -
- Color - 
- Legos -
- Star Wars -
- Soltar -
- Crecer -
- + Amor, mucho + amor -

lunes, 22 de diciembre de 2014

Break

El trabajo me consume, jeje. 

lunes, 15 de diciembre de 2014

Día 93: N-A-D-A

Bueno fue un domingo típico, limpiar, ver Star Wars y comer. So, foto de un perro porque nunca está de más :D


domingo, 14 de diciembre de 2014

Día 92: Sábado perfecto

Here's the thing, estuve un montón de días sin internet y no pude actualizar el blog. Sin embargo, fui guardando todo en un borrador, pero entre el trabajo, las salidas y las cosas de la casa no he podido pasarlas. Por eso es que salto del sesentialgo al noventialgo, es que si no lo hago así, nunca voy a poder avanzar. So, a medida que vaya pasando el tiempo iré llenando los días -el casi mes- que me faltan.

Anyway, ayer fue un día casi perfecto. Cuando hicimos mercado, compramos dos (sí dos) paquetes de mezcla para pancakes Aunt Jemima y nos echamos un atracón de panquecas con peanut butter y mermelada. Luego de almuerzo nos hicimos unas hamburguesas caseras que no tenían nada que envidiarle a las asquerositas de carrito, menos mal que estoy yendo al gym, sino sería una pelota de playa.

El día de gordelismo estuvo acompañado de un maratón de How I met your mother (fucking serie enviciante) y Episodio I de Star Wars, que por cierto, esta vez que la vi no me pareció tan despreciable, lo único que nunca se le perdonará a Lucas es Jar Jar Binks, sus torpezas y sus tonterías. Como el mismo gungan dice en la peli: I'm a little clumsy. Yes, Jar Jar, you are.

En fin, mi sábado ruleó y eso me hace muy feliz. Ahora el resto del fin será de limpieza y orden. ¡Vamonó!

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Día 65: Mi ojito, mi ojito

Me levanto a las 5:45 y me dispongo a meter la comida de César en su loncherita. De repente escucho un: "Ya va, amor" y cuando lo veo tenía el ojo como el profesor de Daria, pero en versión hawaiiana. El plan era, dormir un poco más, despertar e ir a un oftalmólogo a ver quesloques.

Luego de desayunar, bañarnos, arreglarnos, etc hicimos un viaje a varios sitios porque, además de la revisión del ojo (que era nuestra prioridad) habían otras cosas que hacer. La cuestión es que después de ir Tumba Muerto, Albrook, y Santo Tomás, terminamos en el hospital Punta Pacífica.

Cé no tenía nada grave en el ojo (Thanks God), pero lo que sí fue grave fue el realero que gastamos en la consulta. Sí, es cierto, enfermarse en el exterior sale caro y necesitamos un seguro de salud, pero eso cuando yo tenga trabajo y nos estabilicemos (esperemos que sea pronto).

Al final comimos en McD, compramos un par de cosas en Stevens y nos fuimos a casa a descansar, fue un día agotador, pero estoy feliz porque todo está bien :)

martes, 18 de noviembre de 2014

Día 64: Vilmaaaaaa

Hoy César se fue a trabajar y yo me quedé en casa, I swear que me sentí en la era de las cavernas, tipo los Picapiedras o algo así ¡jajajaja!

Lo bueno es que me dio chance de arreglar mi ropa con mucha calma y... ¡Me cupo toda en el espacio que elegí! En este nuevo apartamento me siento como rara, es espacioso en comparación a la cuevita y tiene de todo. I really love it!

Lo único que me hace falta para ser feliz es tener cable e Internet y ya. Home sweet home.