viernes, 30 de mayo de 2014

Sometimes...

- Lloro más de lo que debo, entonces me duele la cabeza y digo que seré fuerte. Casi nunca funciona.

Soy muy feliz, entonces me río a carcajadas y no me importa quien está alrededor. Amo cuando eso pasa. (Pasa todos los días cuando trabajas con gente tan genial).

- Trato de ocultar las cosas, luego viene alguien que me conoce muy bien, me lee la mirada, entonces la mentira queda al descubierto. Ups.

- Digo realmente lo que siento. Lo usual es que me calle todo porque "no es importante", "no vale la pena", o "se me pasará", entonces, cuando es demasiado tarde, exploto. Mal, muy mal.

No puedo describir lo que pasa por mi mente, entonces, milagrosamente, llega una canción que describe lo que siento y sonrío.

-  Escucho una canción mil veces porque la letra es hermosa, aunque no tenga nada que ver conmigo, entonces la convierto en un himno. Esta semana tuve pegada esta:



Esta es la de él :)


More than just a partner or a lover... I'm your friend (L)



miércoles, 7 de mayo de 2014

Yo tb tq

Cuando tenía 15 años estaban de moda el Messenger y los mensajitos de texto, pero eran una especie de lujo. Si quería chatear tenía que ir a un cyber o "robarle" el dial-up a un amigo de mi hermano que le "prestaba" la clave. Si quería mandar mensajitos, que no fueran a Digitel, tenía que pedir prestado un teléfono. Era un fastidio, pero todos (o la mayoría) lo hacíamos, aunque nos complicara más nuestra adolescencia.

Recuerdo haber tenido muchas "peleas" con mis amigos por algo que dije y se malinterpretó. Recuerdo que una vez un amigo me dijo que no iba pendiente conmigo porque le respondí un piropo con un "Q bello *corazón*". Ah ok. Ciertamente, la comunicación digital siempre ha sido complicada. 

Podemos decir muchas cosas que en nuestra cabeza suenan bien, pero fuera (o dentro) de contexto son horribles. Luego vienen los: "no me malinterpretes", "no quise decir eso", "creo que no me expliqué bien", y todas esas frases con las que uno trata de arreglarlo y luego es peor. Ni hablar cuando uno usa emoticones. Por ejemplo, a él no le gustan los ;) porque le parecen sarcásticos, yo los amo porque son picarones; una amiga odia los :) porque le parecen sonrisita falsa, a mí me encantan porque son cuchis... Y así mil más. 

Insisto es complicado y eso que sólo me estoy refiriendo a chats (actualmente Whatsapp, Gtalk y hasta SMS), no voy a ahondar en Facebook, Twitter o Instagram, donde el stalkeo es socialmente aceptable (aunque también nos jode) y un piche like puede desatar malentendidos.

Ahora, ¿por qué toda esta reflexión? Por este corto que vi anoche. No es el mejor del planeta, pero explica perfectamente mi punto. Y es que, aunque a veces sea "fastidioso", señores, hay que hablar... Y lo digo yo, la reina del "mejor escríbeme"...


domingo, 27 de abril de 2014

Lo que escucho por la calle

Lugar: La California.
Hora: 7:30 p.m.
Mototaxista de unos 26 años, aproximadamente.


"Yo sí tengo una meta en la vida... Cogerme a todas las mujeres que pueda".


OK. ESO, es tener una meta a largo plazo, ¡jajaja!

jueves, 3 de abril de 2014

Me sirve y no me sirve

Me sirve y no me sirve 
La esperanza tan dulce, 
tan pulida, tan triste, 
la promesa tan leve, 
no me sirve. 
No me sirve tan mansa la esperanza 

La rabia tan sumisa, 
tan débil, tan humilde, 
el furor tan prudente 
no me sirve. 
No me sirve 
Tan sabia tanta rabia. 

El grito tan exacto 
si el tiempo lo permite, 
alarido tan pulcro 
no me sirve. 
No me sirve tan bueno 
Tanto trueno 

El coraje tan dócil 
la bravura tan chirle, 
la intrepidez tan lenta 
no me sirve. 
No me sirve 
tan fría la osadía. 

Si me sirve la vida 
que es vida hasta morirse, 
y el corazón alerta sí me sirve. 
Me sirve cuando avanza 
la confianza. 

Me sirve tu mirada 
que es generosa y firme, 
y tu silencio franco sí me sirve. 
Me sirve la medida de tu vida. 

Me sirve tu futuro 
que es un presente libre, 
y tu lucha de siempre 
sí me sirve. 
Me sirve tu batalla 
sin medalla. 

Me sirve la modestia 
de tu orgullo posible, 
y tu mano segura 
sí me sirve. 
Me sirve tu sendero, 
compañero.

Mario Benedetti

martes, 18 de marzo de 2014

Random X

- Es martes. 
- ¿Cuántas veces he dicho que no me gustan los martes? Muchas.
- El único martes para recordar es la primera vez que salí con él.
- Casi cuatro años. *Sonrisa grandota*.
- La situación me tiene mal, depre, agotada, abrumada.
- ¿Será qué vamos a llegar a algún lado con todo esto?
- Hoy tengo tres canciones en mi Grooveshark y están en repeat: Gravity - Sara Bareilles, Somewhere only we know - Keane, Say Something - Christina Aguilera y Great big world. 
- Creo que le agregaré otra, todavía estoy decidiendo si será tipo tomaestepuñalcórtatelasvenas.
- Soy masoquista.
- Y soy malpegada.
- Mala -malísima- mezcla-.
- ..."Say something I'm giving up on you".
- Alex y Sierra de X Factor es una de las mejores cosas que me ha pasado últimamente. 
- El juego de los Simpson (Tapped out) también.
- Es demasiado adictivo y lo tengo en el celular, mala combinación también.
- Esta semana se viene con todo, hay muuuucho trabajo.
- La gente me habla y me dan ganas de llorar, something is wrong.
- ..."Set me free. Leave me be. I don't wanna fall another moment into your gravity".
- No dormí bien anoche.
- Él trató de ayudarme, pero esta vez no funcionó.
- No le digan a nadie, pero sus abrazos son milagrosos.
- La cara de galla que puse cuando escribí eso no fue normal.
- Sonrío.
- ..."And if you have a minute why don't we go talk about it somewhere only we know".
- Breathe and let it go.
- ¡LA TENGO!
- La cuarta del playlist es let it go :) 
- A cantar.

miércoles, 12 de marzo de 2014

And I'm saying goodbye...

Estoy malpegada con esta canción, pero malpegada a niveles insospechados. Estoy renunciando a algo, pero aún no sé a qué, o bueno... Sí lo sé. Creo que es parte de la limpieza interna que estoy haciendo desde finales de enero. Este es un año de cambios and it's time to giving up, clear my heart and let it go. 

Dejo dos versiones: La original y la de Alex y Sierra de X Factor. Geniales ambas.






And I'm feeling so small
It was over my head
I know nothing at all

And I will stumble and fall
I'm still learning to love
Just starting to crawl

Say something, I'm giving up on you
I'm sorry that I couldn't get to you
Anywhere I would've followed you
Say something, I'm giving up on you

And I will swallow my pride
You're the one that I love
And I'm saying goodbye

martes, 11 de febrero de 2014

Esta semana...

- Le dije muchas verdades... Él me dijo más verdades...
- Lloré hasta dormirme.
- Me dolió el corazón y la cabeza.
- Se me hincharon los ojos como un sapo.
- Tuve pesadillas tan feas que me hicieron gritar.
- Dije los peores insultos para una jeva, en una misma oración: "Maldita puta perra becerra". No lo vuelvo a hacer.
- Escuché el último cd de One Direction y me gustó. Guilty.
- Él me secó las lágrimas.
- Me dio miedo horrible, para temblar.
- Agradecí -más que nunca- que el bff esté en mi vida.
Me vi con mi mejor amiga y reafirmé por qué tenemos 21 años juntas.
- Él me dijo que todo estaría bien... Y yo le creo, como siempre.
I cleaned my heart. Now I have to let it go and start all over again. No excuses. There is no time to lose.